sábado, enero 22, 2011

¿PIENSAS QUE ESCAPARÁS?


Romanos 2:3-6
En nuestra imaginación, a veces pensamos que llegaremos a un lugar mejor después de la muerte. Pero la Biblia nos presenta un problema: El único lugar mejor es en la Presencia de Dios.
Ahora bien, ¿Cómo pretendes entrar a una casa sin ser amigo del dueño? Si lograras meterte por la ventana, no serías tomado como ladrón? Te denunciarían, y pronto no sólo serías sacado de la casa, sino que castigado con cárcel por lo que hiciste.
Concluyamos pues, que no puedes entrar a una casa ajena si el dueño no te lo permite.
Dirás : Bueno ¿y por qué Dios no me permitiría estar con Él? este es otro gran problema: El PECADO. Romanos 3:23 die que todos pecamos, y estamos destituídos, separados y excluídos de la Gloria de Dios. Si alguien dice : "yo no peco", es un gran mentiroso, y ya pecó.
Dios es Santo y no soporta el pecado ¿Cómo nos soportará si estamos llenos de él?
En Salmos 7:11-12 dice que Dios es Juez Justo, y que está airado con los pecadores todos los días, y está listo y preparado para ejecutar su juicio contra ellos. No pretendas que pasarás desapercibido delante de sus ojos, porque nada escapa a su escrutinio, NADA.
No hay esperanza en el mundo para el pecador. Pablo exclamó : "miserable de mi!!! ¿Quién me librará de este cuerpo de muerte?" Porque sabía que si fuera por él estaba destinado a la condenación eterna, preso de sus pecados.
Las puertas del cielo están cerradas para los hombres, no hay forma en que puedas acceder. No hay nada que el hombre pueda hacer para escapar de la ira de Dios. En Miqueas 6:6-7 el prof
eta se pregunta si habrá alguna ofrenda que satisfaga a Dios por sus pecados. No hay ofrenda que él pueda aceptar, no hay buenas obras que aparen su furia de mí. Nada lo satisfará.
Isaías 43:11 YO, YO JEHOVÁ, y FUERA DE MÍ NO HAY QUIEN SALVE.
Sólo Dios puede salvar. No te salvarás a tí mismo. No tienes esperanza contra Dios (Ezequiel 22:14), no puedes seguir rechazándolo y después llegar ante él diciendo : ¿me dejarás entrar?
Sólo Dios puede perdonarte, y abrir las puertas del cielo para tí.
Aunque creas que no eres tan pecador, te equivocas, las puertas están cerradas para ti hasta que sólo Él las abra.
Si crees que eres muy pecador, tienes razón, las puertas del cielo están cerradas para tí y tu única esperanza es que Él las abra.
¿Por qué no vienes a Él con arrepentimiento?¨
¿Por qué no corres a Él con desesperación para que te sea propicio? Sin Él no tienes esperanza.
¿Querrá Dios abrir las puertas del Cielo para ti?
Tú no tienes las fuerzas para hacer que tus golpes en las grandes puertas del Cielo se oigan. Sólo la Sangre de Jesucrsito, que es el mediador entre el Dios Santo y nosotros, pecadores ajenos y rebeldes, puede hacer que Dios escuche tus gemidos.
Cristo murió en la Cruz para que te fueran abiertas las puertas del Cielo. ¿Acudirás a Él? Sólo por su sangre tienes acceso a DIOS.
JESUCRISTO ES EL CAMINO, LA VERDAD Y LA VIDA, Y NADIE VA AL PADRE SINO ES POR ÉL (Juan 14:6)

No hay comentarios.: