sábado, junio 19, 2010

No Juegues Con Dios | Don't Play Games - Tim Conway


No Juegues con Dios. A Dios no lo podemos engañar. Podemos confesar algo con nuestros labios, pero lo que importa es lo que realmente sucede en nuestro corazón. ¿Ha tomado Jesús el trono de tu corazón? ¿Te has arrepentido? ¿Te has vuelto a Él y le has buscado de todo tu corazón?

No hay comentarios.: