viernes, mayo 28, 2010

C.C.V Martin Zacarias.mp4


El Pastor Martín Zacarías, de la Iglesia del Salvador de Barranco, Lima, Perú, predicando el evangelio al aire libre en la ciudad de Caracas, Venezuela.

Paul Washer - Un Corazón Apasionado Por Dios


"Debes predicar como un moribundo a un moribundo... Y eso es lo que veo en Pablo. Había una pasión, había una insistencia. Él simplemente no estaba satisfecho si predicaba bien, o comunicaba la verdad. Él anhelaba que Dios fuese honrado entre los hombres."

miércoles, mayo 26, 2010

La porción más dulce


Lucas 10:38 Aconteció que yendo de camino, entró en una aldea; y una mujer llamada Marta le recibió en su casa. 39 Esta tenía una hermana que se llamaba María, la cual, sentándose a los pies de Jesús, oía su palabra. 40 Pero Marta se preocupaba con muchos quehaceres, y acercándose, dijo: Señor, ¿no te da cuidado que mi hermana me deje servir sola? Dile, pues, que me ayude. 41 Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas. 42 Pero sólo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada.
Marta recibió a Jesús en su casa. Cuando recibimos a Jesús en nuestra casa, su presencia llena todo. Marta se esmera en dar un buen servicio a Cristo, se afana con quehaceres tratando de agradar a Jesús. Sin embargo esto la agota, se siente responsable, su servicio desinteresado comienza a volverse una carga pesada. Su hermana, María, sentada a los pies de Jesús, en una posición que indica sumisión a alguien mayor. Las palabras de Jesús llenan su corazón, tanto que no existe para ella nada más importante que estar oyendo a su Maestro. En sus palabras le parece hallar vida eterna, aguas que satisfacen su sed.
Pero Marta necesita ayuda, pues sus labores se vuelven más pesadas, y viene la queja: “Yo trabajo, yo sirvo,” (diakoneo, labores domésticas, servicio, en sentido figurado, ministración, servicio espiritual), en cambio ella, ahí está sentada sin trabajar.
No puede dejar de darme vueltas en la cabeza cómo las voces se hacen cada vez más fuertes: hay que salir de las cuatro paredes, qué hacen ahí adentro. Dios no nos llamó a encerrarnos, nos llamó para que predicáramos su evangelio a toda criatura, el mundo muere sin Cristo, y nosotros entretenidos al interior de nuestros templos”, a todos ellos les diría como Jesús: “Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas. Pero sólo una cosa es necesaria.”
Otra discusión toma color hoy en día ¿Cuál es la parte más importante de un servicio? Al unísono la gran mayoría decimos: La predicación, el mensaje, sermón o como le llamemos. Pero muchos hoy que creen ser revolucionarios dicen: “No, lo principal es la adoración. En el templo antiguo se iba a adorar, se presentan ofrendas, se enciende incienso. Vamos a adorar. Por lo tanto, dediquemos más tiempo a la adoración y reduzcamos el mensaje.” El problema aquí es que el concepto de adoración moderno es muy distinto al concepto de adoración en las Escrituras. Veamos algunos versículos: “Una cosa he demandado a Jehová, ésta buscaré; Que esté yo en la casa de Jehová todos los días de mi vida, Para contemplar la hermosura de Jehová, y para inquirir en su templo.” Salmos 27:4. Pero Dios es invisible, ¿cómo contemplaremos su hermosura? Bueno, debemos tener en cuenta que aquí la palabra contemplar es la palabra hebrea chazah, que significa mirar fijamente en; mentalmente percibir, reflexionar (con placer); expresamente tener una visión de. No le vemos, pero podemos percibirle mentalmente, podemos reflexionar en Él con placer, podemos tener una visión de Él. ¿Cómo? Dios no se ve pero Él se nos ha revelado. Todas las cosas me fueron entregadas por mi Padre; y nadie conoce quién es el Hijo sino el Padre; ni quién es el Padre, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo lo quiera REVELAR. Lucas 10:22: Él se nos revela, se nos da a conocer a través de Jesucristo: Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del CONOCIMIENTO de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo. 2 Corintios 4:6
Salmos 119:8 dice : Abre mis ojos y miraré las maravillas de tu ley. Muchas veces los salmistas adoraron y cantaron alabando a Dios por sus justos juicios, sus mandamientos más deseables que el oro. Adorando a Dios por sus palabras, deseándole con todo su corazón, anhelando escuchar sus palabras. ¿No será acaso que los salmistas bíblicos entendían que no había lugar de adoración más íntimo, que estar en silencio oyendo la voz del Maestro? Todo aquel que tiene el Espíritu de Dios, tiene un conocimiento que otro no tiene. Si andamos en el Espíritu tendremos esta percepción fina, de saber que no hay lugar de adoración más maravillosa que oír sus Palabras con la misma ansiedad con que un ciervo bebe las aguas frescas de un manantial después de haberlas buscado por largo tiempo. Este conocimiento espiritual, lo tuvo María, y no Marta. Así como la iglesia de Éfeso, que imbuida en sus loables labores espirituales, siendo una iglesia de doctrina sana, con un discernimiento agudo, había dejado su primer amor (Ap. 2:4), la persona más importante de sus vidas: Cristo.
María sentada a los pies de Cristo, con ansiedad de ser llenada por las palabras de Dios, de ser enseñada, ser instruida, de recibir esa visión del Padre que está en Cristo. Él da a conocer al Padre a quienes él se quiere revelar. ¿Tienes tú esas mismas ansias de sentarte en un lugar de tu casa, sólo tú y Dios, inquiriendo en su hermosura, viendo la belleza de Dios revelada en sus palabras de vida eterna? ¿O eres de los que sólo dejan eso para oír las palabras de Dios dichas por alguien más, distrayendo tu mirada, mirando el reloj, ansiando que “el tiempo tan tedioso” de la predicación termine? “Salgamos afuera, no hay tiempo que perder, no entierres tu talento”. Tienen razón, pero ¿Qué harás si primero no has estado en la intimidad con el Maestro, recibiendo de su mano tu alimento para dar al pobre y desamparado? Jesús estableció a los doce, y me llama la atención que los llamó para que estuviesen con Él, y para enviarlos a predicar. Marcos 3:14.

martes, mayo 25, 2010

Cristianos Hedonistas: ¿Cuál es la verdadera fuente del Placer?


John Piper nos insta a ser hedonistas cristianos. El hedonismo es la búsqueda del placer como único fin y objetivo de la vida. Bien, según el pastor John Piper, debiéramos buscar incensamente la plenitud del gozo, deleite y placer, en Dios, buscándole con todo nuestro corazón.
Esta es una entrevista hecha al Pastor John Piper por el Pastor Miguel Núñez de la Iglesia Bíblica Internacional en República Dominicana.

lunes, mayo 24, 2010

PROXIMAMENTE CONFRATERNIDAD "LA REFORMA DE LA CRUZ"



Proximamente con fecha a confirmar, se realizará la Confraternidad juvenil "La Reforma de la Cruz", en la Iglesia Unida Metodista Pentecostal Villa El Salto, de Antofagasta. Los expositores serán los jefes de juventud de las IUMP de Antofagasta. ¿Por qué La Reforma de la Cruz?
Creemos que es necesario restaurar la predicación de la Cruz de Cristo en nuestras iglesias, que no olvidemos el mensaje central de la Cruz. Es necesario que la Cruz vuelva al centro de nuestras vidas cristianas y de nuestras iglesias.
La entrada a este evento es absolumente gratuita, no requiere inscripción.
La Iglesia Unida Metodista Pentecostal Villa El Salto, se ubica en calle Siria Nº 4137, Villa El Salto, de Antofagasta.
Si requiere más información, comuníquese con Fernando García Olmedo.
Fono: (55)798755

martes, mayo 18, 2010

Diez cosas que Redescubrir - Part 2 - Paul Washer


Paul Washer en Almería, España. Diez cosas que redescubrir, 2° parte.

Diez cosas que Redescubrir - Part 1 - Paul Washer


Mensaje de Paul Washer en Almería, España. Diez cosas que redescubrir 1° Parte.

Todd Agnew - My Jesus | Mi Jesus (Video Subtitulado)


Hermosa canción de Todd Agnew, con una letra directa que nos lleva a examinar nuestros corazones y nuestro caminar en la fe.

lunes, mayo 17, 2010

Un Sacrificio Vivo - Rom 12 - Paul Washer


Mensaje de Paul Washer en España. Romanos 12:1-2 Sacrificio Vivo.
"El corazón se refiere a quién eres de verdad, la parte de ti que controla todo tu ser. Entonces cómo puedes decirme que Cristo tiene tu corazón, pero Él no tiene tu cerebro, él no tiene tus ojos, él no tiene tus manos, él no tiene tus pies. Si Cristo en verdad tiene tu corazón, Él va a controlar también tus ojos, y tus pensamientos, y tus manos, todo tu cuerpo, todo tu ser."

Dejando Un Legado - Paul Washer


Predicación de Paul Washer en España, "Dejando un Legado".

viernes, mayo 14, 2010

Estudio Santiago 4:1-4


Lección : Santiago 4:1-5
1 ¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, las cuales combaten en vuestros miembros? 2 Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís. 3 Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites. 4 !!Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios. 5 ¿O pensáis que la Escritura dice en vano: El Espíritu que él ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente?

Vs. 1. El origen de las guerras, pleitos y contiendas es nuestras propias pasiones. Estas pasiones que pertenecen a la naturaleza caída que está en nosotros, aún combaten en nuestro interior. Todavía batallamos y lo haremos cada día de nuestra vida. Pablo lo hacía (1 Co 9: 26-27). El vocablo que se tradujo pasiones, es el gr.Hedone, placer sensual; implícitamente deseo: - lujuria, placer. De ahí se deriva la palabra Hedonismo, considera el placer como el fin de la vida, por lo que se deduce que los seres humanos deberíamos dedicarnos exclusivamente a vivir en su eterna búsqueda. Sin embargo, los cristianos no viviremos en busca del placer (Ro. 13:14; Ga 5:16; 1 Juan 2:16).
Vs. 2. Aun cuando el hombre anhela, desea, se proyecta y lucha, no alcanza. Epa, dirán algunos, sí, sí alcanza. Hay gente que logra lo que se propone, hay gente capaz de manipular a varias personas a la vez con tal de conseguir lo que quiere, y lo logra. Pero el fruto que de ello obtiene es carnal, perecedero, y tales logros no lo satisfacen. Veamos Hageo 1:9. En este versículo hay algo clave: Dios le dice al pueblo que no alcanza satisfacción porque están pendientes de sus propias casas y no de la casa de Jehová, es decir de la construcción del Templo. Veamos las palabras de Jesús en Lucas 12: 29-31. Cuando Santiago nos dice, “porque no pedís”, se está refiriendo a acudir a Dios, confiar y descansar en su providencia.
Vs. 3. Ahora bien, y cuando muchos cristianos creen acercarse a Dios, están lejos. Claman e invocan a Dios, pero no quieren oír su respuesta, no aman la Voluntad de Dios. En la oración, la voluntad de Dios es esencial. Ver Mateo 6:9-10; 1 Juan 5:14-15.
Vs. 4. La palabra que se tradujo adúlteras, es el gr. Moykhos, un amante (masculino); en sentido figurado apóstata: - adúltero. La amistad con el mundo: Cuando los cristianos mantienen apego, cariño, se relacionan con el mundo. Esto no se refiere a las personas, sino más bien al arreglo ordenado, es decir , el sistema mundano. La palabra kosmos significa decoración; implícitamente el mundo (en un sentido amplio o estrecho, incluyendo a sus habitantes, literalmente o en sentido figurado [moralmente]): - adornamiento, mundo. La iglesia es un pueblo apartado del mundo, pero para eso no es preciso aislarse físicamente, sino diferenciarse del mundo. Lamentablemente vivimos en la etapa de la iglesia de Laodicea (Ap. 3:14-22) una iglesia fría y mundana. Ahora la iglesia mira al mundo para ver qué puede hacer, cómo puede crecer, cómo puede funcionar y muchas congregaciones se han vuelto enemigas de Dios.

jueves, mayo 13, 2010

Iglesia Unida Metodista Pentecostal - TORONTO - CANADA


Parte del mensaje "Sendas", predicado por el Obispo Carlos San Martin Pulgar (en los brazos de Cristo) de la Iglesia Unida Metodista Pentecostal, en la iglesia de Toronto, Canadá.

DIOS ES LA FUENTE




Qué insensatez tenerlo todo y despreciarlo. Bueno, somos insensatos muchas veces, teniendo a Dios, fuente de vida eterna y de todo don inefable, de todo don precioso, invariable e imperecedero, apartamos nuestro corazón de Él. Se nubla la mente del cristiano y comenzamos a inventar a Dios dentro de nuestra imaginación, un dios moldeable, que se acomode a nuestra situación. Nos convertimos en artífices de ídolos. Dejamos a la Fuente de Agua Viva y comenzamos a cavar cisternas que por sus imperfecciones, grietas, el agua se pierde.
El cristiano está llamado a someterse a Dios (Santiago 4:7), a ser moldeado por Él (Jer. 18:16) Pero muchas veces el hombre es sorprendido moldeando a Dios conforme a su gusto y arbitrio, cual artífice de imágenes (Jer. 10:3-5).
Juan Calvino en su libro Institución de la Religión Cristiana, capítulo 2, dice: “Un alma temerosa de dios no se imagina un tal Dios, sino que pone sus ojos solamente en Aquel que es único y verdadero Dios; después, no se lo figura cual se le antoja, sino que se contenta con tenerlo como Él se le ha manifestado, y con grandísima diligencia se guarda de salir temerariamente de la Voluntad de Dios, vagando de un lado para otro”.
Debemos reconocer que de antiguo, en medio de la iglesia, muchos se han dedicado a hacerse dioses a su antojo, y esto es más común y casero de lo imaginable. No sólo en grandes institutos teológicos invadidos por la filosofía y la psicología, religiones orientales o cualquier perversión de moda, sino que en nuestras propias casas. De pronto, el corazón se endurece, la verdadera palabra de Dios molesta, el oído se embota, los ojos se nublan, y en la soledad de sus pensamientos, comienza a modelar un dios que le acomode, un dios a la medida, no tan exigente, un dios que no juzga, un dios que perdona automáticamente, con una facilidad increíble, sin que sea necesario siquiera el arrepentimiento, un dios que no ve, que no oye, que no puede extender su mano… así son los dioses que hacen los hombres, pero no es así el Dios Único y Verdadero, el Dios que se nos revela a través de las Escrituras, y que se nos ha manifestado completamente en la persona de Jesucristo. Nosotros podemos decir: yo sirvo a Dios, yo amo a Dios… la pregunta es ¿cuál Dios?. En Éxodo se nos relata cuando el pueblo hace para sí dioses a quienes adorar. Finalmente Aarón funde las joyas y aparece el becerro de oro a quien llaman “Jehová”, pero no era Jehová, sino la figura que les calmaba. Necesitaban algún calmante para sus conciencias, algo que les hiciera parecer que estaban sirviendo a Dios, aunque en su interior sabían que eso no era cierto, que en realidad estaban haciendo lo que querían y que no estaban sirviendo a otro que a Satanás. Cualquier creencia, religión, denominación lo que sea, que no tenga como centro a Dios mismo en la vida del creyente, no pasa de ser una cisterna rota que no retiene el agua… así se va la vida eterna enfrente de sus narices, como agua. La salvación pasa frente a sus ojos sin que puedan echar mano de ella, porque han hecho para sí pozos imperfectos, agrietados, que no pueden contenerla.
Grave cosa hace el que se imagina un tal dios, como dice Calvino, porque al hacerlo, rechaza al Verdadero. Y rechazando al Único y Verdadero Dios, rechaza también todo beneficio que mana de Él (Deut. 33:29, Salmos 25:14, Salmos 32: 1-2 , Salmos 34:7, 9, Salmos 85:9, 91, Ro. 8:28).

jueves, mayo 06, 2010

Holy, Holy, Holy - Keith Green


precioso y sublime himno... Santo, Santo, Santo

martes, mayo 04, 2010

¿Es un deber la oración disciplinada? John Piper subtitulado Español


¿Es necesario establecer un hábito de oración o mantener una disciplina? ¿O simplemente debemos hacerlo cada vez que sintamos? John Piper responde a estas interrogantes acerca de la oración.
“soy un pecador con una necesidad desesperada de hablar con mi Rey todos los días, y mi pecado me inclina a dejarlo una y otra vez. Si no establezco una hora y un lugar, soy historia”.

John Macarthur explicando El Evangelio Verdadero 2


Segunda parte de la entrevista al Pastor John Mac Arthur.

El Evangelio Verdadero - Entrevista a John MacArthur Parte 1


Kirk Cameron, el actor que protagonizaba la serie "Ay, cómo duele crecer", entrevistando al Pastor John MacArthur de Grace Community Church. En la entrevista, el Pastor MacArthur expone lo que verdaderamente significa el Evangelio. De mucha bendición.